niños con presión baja

Los niños y la presión arterial baja

La presión arterial suele ser medida o atendida con más énfasis durante la etapa adulta, pero los niños también pueden verse afectados al respecto, en este caso se trata de la presión arterial baja. Es decir, cuando el cuerpo no puede mantenerla en los rangos normales y esto puede dar lugar a ciertas complicaciones graves como el daño del corazón y el cerebro.

Ahora bien, la presión arterial baja en los niños también se conoce como hipotensión y hay dos tipos, la hipotensión ortostática y la hipotensión mediada neuralmente. Se puede sospechar su existencia a través de varios síntomas, entre estos:

  • Agotamiento incluso con la realización de actividades físicas ligeras.
  • Somnolencia.
  • Mareos y náuseas.
  • Debilidad.
  • Desmayos.
  • Confusión.
  • Letargo.
  • Visión borrosa.
  • Piel fría y pegajosa.
  • Sed.
  • Depresión.

Causas de la presión arterial baja infantil

La hipotensión infantil tiene varias y diferente causas, desde algunas acciones simples y cotidianas hasta factores más complejos, relacionados con el funcionamiento del cuerpo, estas son:

  • Deshidratación: este desequilibrio en la cantidad de agua puede ser por causa de sudoración en exceso, cuadros de fiebre o diarrea.
  • Cambios en la posición corporal: esta se refiere a la hipotensión ortostática, cuando los niños pasan mucho tiempo acostados por ejemplo, y se ponen de pie, es normal que baje su presión, aunque esto se produce por muy poco tiempo.
  • Anemia: esta es una de las causas más comunes.
  • Medicamentos: algunos fármacos hacen que se dilaten los vasos sanguíneos, así que bajan los rangos de la presión arterial.
  • Insuficiencia suprarrenal: esta se trata del deterioro o la alteración en la producción de hormonas, también se relaciona con la poca presencia de sal o sodio en el cuerpo.
  • Choque: este representa un estado muy grave, puede ser por un volumen de sangre muy bajo, la dilatación en exceso de los vasos sanguíneos o el incorrecto funcionamiento del corazón, esto hace que la presión arterial sea mínima.

En el mismo orden de ideas, para determinar o diagnosticar la hipotensión infantil, el pediatra evalúa la temperatura, el pulso y la frecuencia respiratoria, además hace algunos exámenes como análisis de orina, ECG, rayos X, entre otros.

Tratamiento de la presión arterial baja en niños

Este depende completamente de la causa que la origina, si es por hidratación la solución seré el aporte de más líquido, si es por algún medicamento solo hará falta cambiar la dosis o la medicina. Para otras causas más complejas es sumamente importante y necesaria la atención médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *